Seis meses de Kill Team

Ilustración: Igor Sid.

El 28 de julio de 2018 llegó Kill Team. En este wargame, que reemplazaba a sus homónimos anteriores, comandos de las diferentes facciones de Warhammer 40.000 librarían ágiles y agresivas escaramuzas lejos de los grandes campos de batalla. Compartiendo muchas mecánicas del juego con su “hermano mayor”, para muchos Kill Team sería una manera de volver al hobby de Games Workshop, al tratarse de partidas rápidas con un reducido número de miniaturas. Para otros sería una gran oportunidad de jugar campañas narrativas. Hay quienes lo veían como un juego de especialista más que languidecería con el tiempo si no recibía apoyo por parte de Games Workshop. A nivel comercial, parecía una clara respuesta frente a otros juegos de escaramuzas de la competencia, o un puente para atraer nuevos jugadores a Warhammer 40.000.

Vamos a repasar estos seis meses en los que Kill Team no ha dejado indiferente a nadie.

¿Qué ha pasado en este tiempo?

Desde el primer momento Kill Team ha dado justo lo que prometía, partidas rápidas (menos de una hora en la mayoría de ocasiones), con pocas miniaturas (en torno a diez) y con un sistema para jugar campañas narrativas. Gracias a esto hemos visto un interés creciente por el juego, como era de esperar.

Tras el lanzamiento la caja básica, que incluía todo lo necesario para jugar, se fueron poniendo a la venta cajas de algunas facciones que incluían miniaturas, escenografía y algunas reglas especiales, así como KillZones, sets de escenografía con las que preparar completamente tu campo de batalla con sus propias cartas y misiones.

Al poco tiempo, llegó el apoyo prometido en forma de reglas para juego equilibrado (competitivo) desarrolladas junto con los organizadores de NOVA Open, y una caja de campaña que estaría disponible en las tiendas como premio para los participantes en las mismas.

A día de hoy, estas reglas NOVA son las que se usan habitualmente en los torneos de Kill Team, por lo que fueron un gran acierto. Pero si es cierto que el juego organizado tipo campaña no era lo que parte de la comunidad esperaba para un juego rápido, sino más bien un pack de premios para torneos de una jornada al más puro estilo Warhammer Underworlds.

Las expansiones, o como el orden sí altera el producto

A principios de septiembre llegó la primera expansión, Rogue Trader. Se dice que este lanzamiento se vi acelerado por la filtración de fotos de las miniaturas, y que su llegada estaba prevista tras la expansión Commanders, que veremos a continuación.

Rogue Trader incluía dos nuevas facciones para el juego, los caóticos Gellerpox Infecter y los Comerciantes Independientes Elucidian Starstriders, siendo ambos muy esperados por su trasfondo y por la alta calidad de sus miniaturas. Con esta expansión también llegaron reglas para zonas de juego en espacios cerrados y nuevas misiones, basadas en el trasfondo de esta caja.

Por primera vez veríamos a los comandantes, personajes de mayor nivel tanto en habilidades como en puntos, pero como todavía no habían sido publicadas reglas detalladas para ellos, dejaron unas cuantas dudas. Resultado, unas miniaturas espectaculares pero poco jugables por diferentes motivos, aunque a día de hoy estamos empezando a ver en las mesas a los Gellerpox Infected.

Y poco tiempo después llegó Commanders, en la que se describían todas las reglas para usar este tipo de personaje, con nuevas especialidades y tácticas, pero solo jugables en ciertas misiones y con un aumento de los puntos en juego de 100 a 150, o a 200 incluso. Commanders, así como las cajas que incluyen este tipo de miniatura y algunas cartas exclusivas, han tenido una acogida más bien tibia ya que muchos opinamos que este aumento de puntos y reglas desvirtúa la idea original de juego rápido.

Games Wokshop ha seguido ofreciendo soporte, en forma de FAQs y notas de diseñadores para corregir algunas erratas, aclarar puntos conflictivos y ajustar algunos perfiles. Además, Kill Team ha recibido el refuerzo de nuevas facciones, como las incluidas en Warhammer Quest: Blackstone Fortress. Solicitado por la comunidad, se publicaron de forma gratuita los perfiles beta para utilizar como comandos los Servant of the Abyss de Obsidius Malex y los agentes Imperiales del Rogue Trader Janus Draik, además estos podrían utilizarse en partidas de juego equilibrado, y no solo en narrativas o abiertas como lo fueron los Primeros de Tanith o los Salvajes de Schaeffer.

Y para terminar, en la White Dwarf de enero se publicó el Kill Team Kroot Mercenaries. A día de hoy la variedad de facciones es bastante amplia, cubriendo prácticamente todas las que existen en Warhammer 40.000, y si Games Workshop continua con esta tendencia (Muy buena en mi opinión, por cierto) de habilitar perfiles de otros juegos para Kill Team, o publicando nuevos comandos en su revista, tendremos un amplio abanico de opciones que siempre fomentan el juego e incluso atrae a nuevos jugadores.

En definitiva, ¿por qué hay tantos jugadores encantados con Kill Team?

Como decía al principio, el juego surgió con muchas predicciones sobre cuál sería el jugador “target”. En el grupo de Facebook Kill Team Warhammer 40.000 Castellano estamos llevando a cabo una encuesta, con casi 700 votos, y este es el resultado:

  • Un 35% de los encuestados afirma jugar a Warhammer 40.000, y a su vez a Kill Team. El ya disponer de miniaturas, o el poder jugar y pintar algunas que es difícil usarlas en 40.000 por cantidad o precio (hablamos por ejemplo de Korps de la Muerte de Krieg o Vostroyanos, Capítulos muy específicos de Astartes, e incluso comandos formado íntegramente por miniaturas estilo “Oldhammer”), tiene un encaje perfecto en Kill Team por el bajo número de miniaturas.
  • El 25% ha vuelto al hobby gracias a Kill Team. Este es uno de los supuestos que planteamos al principio. Muchos dejamos el hobby por disponer de poco tiempo para pintar tantas miniaturas o jugar partidas largas. Games Workshop ha tomado nota de eso, y a muchos nos ha hecho volver a disfrutar del universo 41º mileno sin esa gran inversión de tiempo.
  • Un 20% son jugadores de 40.000, pero van a centrarse en Kill Team por una mezcla de los dos puntos anteriores.
  • El 20% restante de los votos son para jugadores que no habían tenido ningún contacto con el hobby, y gracias a Kill Team se han iniciado por su accesibilidad. Muchos de esos cientos números uno de Warhammer Conquest, seguramente los veamos en las mesas de juego de Kill Team.

Como podemos ver, este juego se ajusta a un perfil de jugador concreto: Mayoritariamente conoce Warhammer 40.000, su trasfondo, pero dispone de poco tiempo para jugar y para pintar, o bien quiere pintar miniaturas de su elección y jugar con ellas. En mi opinión, haber atendido las demandas de este target, es la clave de la gran acogida que está teniendo Kill Team.

¿Y qué nos espera a partir de ahora?

El próximo sábado 2 de febrero llegará la próxima expansión: Arena. La información de la que disponemos dice que se trata de un conjunto de reglas para juego equilibrado pero manteniendo la mecánica del mismo (no, no se va a pasar a jugar con casillas, se trata del diseño del tablero), y añadiendo nuevas misiones, mazos de objetivos y escenarios con escenografía predefinida que den mayor equilibro en torneos. Quizá, viendo la escasa acogida de las expansiones anteriores, Games Workshop quiere apoyar y fomentar el juego equilibrado, que dicho sea de paso todavía no está lo suficientemente maduro en estos seis meses de vida y que esperamos se vea fomentado, llegando a incluso a tener eventos a nivel nacional.

Además, veremos una nueva KillZone y nuevas cajas de facción (y llegaran más, ya que no han llegado a salir todas) con miniaturas de comandantes exclusivas, destinadas según dicen los rumores a reemplazar las facciones que se incluían en la caja básica. Esta caja se encuentra totalmente agotada y, según las difícilmente comprensibles políticas comerciales de la compañía de Nottingham, descatalogada pese a su éxito y a que muchos jugadores la estén buscando sin éxito. ¿Estaremos ante las puertas de una reedición, o de una segunda edición?.

Intuimos que poco a poco los comandantes ganarán importancia (Por ejemplo, ya han anunciado que la miniatura de Severina Raine, protagonista de varias novelas, tendrá perfil para jugarse en Kill Team), que llegarán más facciones como demonios para que algunas habilidades ya publicadas de los Caballeros Espaciales tengan alguna utilidad. Quién sabe si nos sorprenderán con una expansión dedicada a la Inquisición, o con nuevas tropas o reglas para las facciones ya existentes.

Hasta entonces nos queda disfrutar de, en mi opinión, uno de los mejores lanzamientos que ha hecho Games Workshop en los últimos años.


Imágenes: Games Workshop.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: